Quiénes Somos

Reseña histórica de la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces

El 29 de marzo del año 1974, un grupo de corredores costarricenses de bienes raíces, se unen para crear la Asociación Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces (CCCBR), con el fin de unir esfuerzos para velar por reglas claras en las transacciones del mercado inmobiliario en Costa Rica. Esta nace como una asociación privada sin fines de lucro y se encuentra inscrita ante el Registro Nacional de Asociaciones, en el expediente 255, en el mes de julio de 1974, con cédula jurídica número Nº 3-002-051042-11.

Esta Asociación se rige por la Ley de Asociaciones –Nº 218 del 8/8/39- y sus reformas –4583 de 4/5/70, 5116 de 20/11/72 y 6020 de 3/1/77, por sus Estatutos y reglamentos internos, como son: Código de moral y ética profesional, Reglamento para uso del logotipo, Reglamento del Tribunal Electoral y otros.

Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces, es la primera y más importante institución de bienes raíces a nivel nacional.

Se han venido gestando grandes cambios en la industria inmobiliaria, como es el proyecto de Ley Reguladora de los Contratos Inmobiliarios y de la Correduría de Bienes Raíces.

La Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces ha posicionado al país a nivel internacional teniendo alianzas importantes con la National  Association of Realtors (NAR), la Confederación Inmobiliaria Latinoamericana (CILA) y Federación de Cámaras de Bienes Raíces de América Central, Panamá y el Caribe (FECEPAC).

Así mismo, agrupa a los mejores profesionales inmobiliarios en diferentes especialidades: asesoría, avalúos, venta, compra y alquiler de propiedades: casas, quintas, lotes, condominios, apartamentos, desarrollos, industria, comercio, fincas y turismo quienes se distinguen por su capacitación, que garantiza a los clientes un mayor grado de seguridad y mejor servicio profesional, ya que la afiliación se logra después de cumplir con gran cantidad de requisitos de honorabilidad, capacitación y otros.

Misión

Fortalecer a la Cámara y a nuestros asociados para que puedan desempeñarse profesionalmente en la actividad inmobiliaria.

Con estándares éticos y técnicos acorde con las máximas exigencias del mercado nacional e internacional en beneficio de nuestros asociados, nuestros clientes y la sociedad costarricense

Así como convertir a la institución en un ente de información y opinión pública.

Visión

Convertirnos en una institución con espíritu de servicio a la sociedad, de formación de opinión pública que sea líder, moderna y facilitadora del ejercicio profesional responsable de nuestros asociados por medio de: la aprobación del Proyecto de Ley que vendría a regular la actividad inmobiliaria

La creación de nuestro propio Instituto de Capacitación que acredite académicamente a los Corredores; ser el mayor generador de negocios de correduría de bienes raíces a nivel nacional y una Bolsa de propiedades que llegue a ser la Bolsa Nacional de Propiedades más grande y funcional del país.