El corredor profesional: Sinónimo de seguridad

Los valores éticos y morales por lo que se rige la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces (CCCBR), se ven reflejados en el actuar de sus Corredores Profesionales.

Hoy en día, cuándo la seguridad es tan importante, los principios morales que poseen los asesores inmobiliarios profesionales son una de las herramientas más poderosas con las que cuentan, ya que los clientes buscan realizar sus transacciones con la confianza y el respaldo del profesionalismo y el cuidado en sus inversiones.

Ser un corredor de bienes raíces en la CCCBR, es más que cerrar exitosamente un trato. Esta profesión debe estar enfocada no sólo en la ética, sino a la vez en contar con la educación y los cursos proporcionados por un Instituto debidamente certificado para la enseñanza de la correduría. Además, es fundamental la capacitación constante que permitirá estar actualizado con la información más reciente del mercado inmobiliario.

Un Asesor Inmobiliario no es un vendedor, es un consejero que debe saber bien lo que quiere y lo que tiene para poderlo ofrecer.

Cuando a nuestra Cámara llegan personas que desean ser corredores y pertenecer a nuestra asociación, y se les consulta qué los motiva, la respuesta es un común denominador de adjetivos tales como seguridad, confianza y respaldo, entre otros. Esa misma alianza es la que buscamos se vea reflejada en nuestros asesores, ya que deben representar la formalidad que la CCCBR le da a la actividad de la correduría.

Dada la complejidad al comprar, vender y/o alquilar casas o propiedades, lo usual es que los interesados busquen la ayuda de un corredor de bienes raíces, o asesoría de un profesional inmobiliario para realizar esta labor. La razón por la que generalmente buscan a un corredor especializado se debe a la seguridad de que el asesor laborará de forma responsable, a la vez que la Cámara garantizará un movimiento más rápido a la propiedad, colaborando así con el interés del cliente contratante del servicio.

Otra ventaja y respaldo que da contar con un corredor oficial de la Cámara es lo bien informados que están nuestros profesionales en los temas del entorno del mercado inmobiliario, desde la realización de avalúos, actualización de los precios de mercado, e inclusive los aspectos de geografía y las comunidades circunvecinas a la propiedad, incluyendo tasa de criminalidad, centros educativos cercanos, proximidad de bancos, tiendas, supermercados y demás servicios que con necesarios para el desarrollo social.

Además, el asesor inmobiliario profesional le guiará en temas financieros brindándole opciones de financiación con los distintos tipos de hipoteca disponibles, programas de gobierno que le pueden beneficiar, zonificación, así como las amenazas legales o naturales que pueda encontrar en una propiedad.

Cuando una persona contacta a un corredor de la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces, no solo contacta a un asesor; contacta 41 años de respaldo y de experiencias, 41 años de principios éticos y valores, 41 años de transparencia y fidelidad.

Por eso creemos fielmente en que nuestra labora se rige por un proceso claro y justo para todos. Nuestra mayor recompensa es la tranquilidad y satisfacción que sentimos en cada apretón de mano de un cliente feliz.

MBA. José Miguel Porras Mejía, Presidente

Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces

Leave a Reply